martes, 10 de mayo de 2011

Soluciones de desertificación

Existen posibles soluciones para la desertificación presentes en sus respectivos países. Como por ejemplo:

Patagonia Argentina:

Varias organizaciones como el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuraia (INTA), el Centro Nacional Patagónico (CENPAT), las Universidades de la Región, con la cooperación de organismos internacionales, como la GTZ, han articulado proyectos tendientes a interpretar el problema de la desertificación y en lo posible visualizar un escenario de soluciones a nivel regional.

Estas asociaciones han permitido determinar la gravedad del problema y visualizar posibles soluciones a través de nuevos enfoques productivos que van desde la intensificación de la producción actual (lana y carne), hasta la reconversión de las empresas agropecuarias. Los nuevos proyectos productivos abarcan una extensa variedad de posibilidades como lo es el aprovechamiento de la riqueza paisajista, la fauna, el agroturismo, la agriculturización de las áreas con disponibilidades hídricas y condiciones agroecológicas específicas para ciertos cultivos, entre otras. También existe polémica acerca de algunos de los intentos que se han hecho por combatir la desertización. Por ejemplo, la creación de cinturones verdes, en los que se plantan líneas de árboles para detener el avance del desierto; como se ha propuesto en el desierto del Sahara.

En los últimos años se han producido cambios en el enfoque académico e institucional. Un área en la que el pensamiento convencional ha sido reevaluado, es la del sobrepastoreo. Las ideas sobre la capacidad de sustentación desarrollada en zonas ambientales menos variables pueden no ser aplicables al entorno dinámico de las tierras secas, ya que los cambios naturales significan que las áreas de pastos disponibles se encuentran en un continuo estado de flujo. Más aún, los mecanismos sociales desarrollados por pueblos dedicados al pastoreo, que llevan muchas generaciones criando rebaños de ganado en las tierras secas, suelen impedir el sobrepastoreo antes de que se produzca la degradación. 

España:

En el  Ministe­rio de Medio Ambiente se llevan a cabo diversas actuaciones, entre las que destaca, la implantación de cubierta vegetal protectora y fijado­ra de suelos que es tolerante ante condiciones de aridez extrema, de economía hídrica y a las tensiones ecológicas derivadas del cambio cli­mático. También se están realizando tratamientos silvícolas adecuados a la cubierta vegetal protectora para garantizar su funcionalidad edafoge­nética, estabilidad biológica y resis­tencia ambiental. Además se están realizando hidrotecnias de correc­ción torrencial en zona de montaña.

Así en España, derivado del compromiso de la ratificación de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, se inició la elaboración del Programa de Acción contra la Desertificación (PAND), que tiene como ob­jetivo fundamental contribuir al logro del desarrollo sostenible de las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas del terri­torio nacional y en particular, la prevención o la reducción de la degradación de las tierras, la rehabilitación de tierras parcial­mente degradadas y la recuperación de tierras desertificadas. La elaboración del PAND ya ha concluido y se ha remitido al secretario del Programa de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, quien ha considerado que constituye un ins­trumento integrado y completo para luchar contra la desertifica­ción en España.

Paula López
10-C

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada